Spinetta y la presentación del disco Artaud

(Teatro Astral domingo 28/10/73 11 horas)

Ya está disponible en las diversas plataformas digitales de música, el audio restaurado de la mítica presentación que hiciera Luis Alberto Spinetta de su disco Artaud. S bien el disco figuró bajo la interpretación de Pescado Rabioso, dicho grupo ya se había separado y el registro fue casi enteramente realizado por el mismo Luis con unas pocas ayudas de sus amigos.

El incipiente rock nacional no la pasaba muy bien socialmente y las autoridades reducían los horarios y los lugares para tocar, por lo que el Teatro Astral se había convertido en una opción más que viable para que los principales intérpretes expusieran sus obras: un lugar céntrico de la ciudad y con una capacidad de 1.300 butacas que lo hacían perfecto para un concierto como el que propuso Luis, en soledad con su guitarra. El día y el horario, que hoy pueden sorprender, deben tomarse dentro del contexto social de esos días convulsionados: domingo 28 de octubre de 1973, a las 11 horas. La música rock no gozaba de buen trato y entendimiento, no solo de parte de los gobernantes, sino también, de buena parte de la sociedad. Eran tiempos en que llevar el pelo largo y concurrir a recitales aseguraba una visita a la comisaría cercana por unas cuantas horas y sin garantías de ser tratado de buenas maneras.

El concierto se destaca por la verborragia del cantante y por la valentía de exponer su gusto por Antonin Artaud, un escritor maldito y no tan conocido entre la juventud, y llevarlo al extremo de considerarlo bandera artística y poética entre el movimiento rock de aquellos tiempos, un ghetto que se ampliaba bajo la luz de la politización de las masas y una sociedad que pasaba a tomar las riendas de su futuro como no había sucedido con anterioridad.

Así, entre los extensos y jugosos diálogos de Luis con el público transcurren canciones de Almendra, Pescado e inéditos, incluida la primera canción que escribió: Barro tal vez, para la que pide especial atención y, al tratarse de una zamba, que no sea objeto de burlas.

El sonido, si bien remasterizado, no es bueno, ya que el concierto fue registrado con un grabador de aire y nunca se pensó en editar el show en disco. A pesar de ello, se trata de un audio histórico por el nivel autoral de las canciones y por ser un manifiesto auténtico de uno de los artistas más importantes del país, en uno de sus picos creativos.

Es uno de los hitos de la historia en que a uno le hubiese gustado formar parte, pero sólo puede apoyar la cara en el vidrio para verlo desde afuera. Al menos a los de mi edad nos queda eso. Este audio sirve para ver un poco de lo que nos perdimos. Y para aquellos que tuvieron la suerte de estar, supongo que para dejar escapar un lagrimón y sentirse plenos por un rato largo.


Bibliografía de consulta

Spinetta-Ruido de Magia (Sergio Marchi)

73- El año de Artaud (Sergio Pujol)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *